Bienvenidos a las Naciones Unidas

Personal militar

  • Tropas de mantenimiento de la paz de la ONU
    Foto ONU/Marco Dormino
El personal militar de las Naciones Unidas sobre el terreno son los Cascos Azules. Actualmente, constan de 90 000 militares procedentes de ejércitos nacionales de todo el mundo.

Trabajamos junto con la policía de la ONU y sus colaboradores civiles para promover la estabilidad, la seguridad y los procesos de paz; protegemos al personal y los bienes; trabajamos con la comunidad local y las fuerzas de seguridad del lugar para fomentar una paz duradera.

A menudo, la protección de los civiles es el aspecto principal de nuestro mandato. Los Cascos Azules protegen a la población frente a amenazas y facilitan el surgimiento de un entorno seguro.

Es esencial que incrementemos la representación de mujeres militares en las operaciones de paz de la ONU.

Contribución mundial por la paz

Todo el personal militar que trabaja como casco azul es, en primer lugar, miembro de su propio ejército nacional y, posteriormente, adscrito bajo el mando y el control de la ONU.

Contamos con más de 100 000 efectivos uniformados de la ONU procedentes de más de 120 países. Provienen de países grandes y pequeños, ricos y pobres. Traen diferentes culturas y experiencias al trabajo que realizan, pero están unidos en su determinación de promover la paz. Actualmente la mayoría de las tropas provienen de países africanos y asiáticos, mientras que la contribución de los países occidentales está aumentando.

¿Qué hace el personal militar de las Naciones Unidas?

Las Naciones Unidas despliegan personal militar para operaciones de paz desde 1948, año en que el Consejo de Seguridad autorizó el despliegue de observadores militares en el Oriente Medio para vigilar el cumplimiento del Acuerdo de Armisticio entre Israel y sus vecinos árabes.

El personal militar de las Naciones Unidas puede tener, entre sus tareas:

  • Proteger a civiles y al personal de las Naciones Unidas.
  • Vigilar una frontera en litigio.
  • Vigilar y observar los procesos de paz después de un conflicto.
  • Ofrecer seguridad en una zona en conflicto.
  • Ofrecer seguridad durante procesos electorales.
  • Prestar ayuda al personal militar del país en forma de capacitación y apoyo.
  • Ayudar a los excombatientes en la aplicación de los acuerdos de paz que puedan haber firmado.

Uno de los mayores cambios que el Mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas ha presenciado en los 70 años de su existencia ha sido la emergente naturaleza multidimensional de las operaciones de paz. El personal militar de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas se despliega a menudo en entornos inhóspitos, lejanos y peligrosos en los que se enfrentan a desafíos de magnitud sin precedentes al proteger a los civiles, bajo una amenaza asimétrica. Siga leyendo aquí sobre cómo el Mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas está evolucionando para hacer frente a los retos actuales.

Participación

La Oficina de Asuntos Militares de las Naciones Unidas busca oficiales militares altamente cualificados procedentes de los Estados Miembros de las Naciones Unidas para servir en nuestras misiones de paz en todo el mundo, ya sea como Oficiales de Personal, Observadores Militares o como parte de una unidad constituida de un país que aporta contingentes. Los Oficiales de Personal también son valiosos en la Sede de las Naciones Unidas, desde donde prestan apoyo a todos los asuntos relacionados con el despliegue de las tropas sobre el terreno. A finales de septiembre de 2016, el 4 % del personal militar de las Naciones Unidas eran mujeres. Una de las prioridades de las Naciones Unidas en el mantenimiento de la paz es aumentar el número de personal militar femenino en las operaciones de paz, incluyendo hasta un 15 % de mujeres oficiales de personal para finales de 2017.

Los Cascos Azules, como parte de su ejército nacional, trabajan como adscritos para las Naciones Unidas por períodos normalmente de hasta un año si están sobre el terreno, o dos o tres si están en la Sede. Cualquier solicitud de trabajo en un cargo militar en las Naciones Unidas debe presentarse en primer lugar en el país de procedencia del solicitante.

¿Qué tipo de Cascos Azules se necesitan?

El tipo de personal de mantenimiento de la paz más habitual es el soldado de infantería. Sin embargo, cada vez necesitamos más personal especializado conocido como «elementos facilitadores o de apoyo». Estos soldados cualificados incluyen los ingenieros que, por ejemplo, participaron en la reconstrucción de Haití tras el terremoto o la construcción de nuevas carreteras en Sudán del Sur. También necesitamos helicópteros y sus tripulaciones, que nos permiten ampliar el área que cubrimos y ser mucho más visibles. Otros facilitadores especializados incluyen empresas de transporte, comunicadores y personal médico.

Las operaciones modernas de mantenimiento de la paz son, a menudo, muy complejas y exigen mucho del personal que desplegamos. Se necesita un alto nivel de formación antes de poder desplegar estas tropas. La ONU trabaja en estrecha colaboración con los países que aportan contingentes para proporcionar la mejor ayuda y asesoramiento posibles. Las tropas deben saber qué hacer si se encuentran, por ejemplo, en una emboscada para responder de manera adecuada.

¿Por qué la ONU no tiene una reserva permanente?

Se necesita un tiempo considerable para desplegar las tropas y a menudo nos preguntan por qué no tenemos una reserva permanente.

Las Naciones Unidas solo pueden desplegar personal militar con la autorización explícita de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. El Consejo de Seguridad de la ONU determina cuántas tropas son necesarias y la Sede de las Naciones Unidas se pone en contacto con los Estados Miembros para identificar el personal necesario y desplegarlo. La operación puede tardar, quizás, más de seis meses desde la fecha de la resolución en conseguir personal y equipo sobre el terreno.

Como subrayó el ex Secretario General, Kofi Annan, la ONU es «el único cuerpo de bomberos del mundo que debe esperar a que el fuego se inicie para comprar un camión de bomberos». Una reserva permanente suena lógico, pero sería inmensamente costoso tener una fuerza de varios miles de personas en estado de alerta permanente. Aunque lleve su tiempo, es mucho más práctico encontrar el personal militar una vez que se ha dado la luz verde. Esto también permite contratar al personal con los antecedentes, las habilidades y los idiomas adecuados para el lugar en el que van a desplegarse.

Con estas limitaciones en mente, desde 2015, las Naciones Unidas han cooperado con los Estados Miembros para crear un nuevo acuerdo llamado Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz. Gracias al Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz, los Estados Miembros pueden asegurarse la posesión de unidades específicas disponibles para el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. Mucho antes de un posible despliegue, la Secretaría de las Naciones Unidas llevará a cabo una evaluación del grado de preparación del personal, la formación y el equipo de dichas unidades. A las unidades seleccionadas también se les puede pedir el nivel de despliegue rápido del Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz y estarán disponibles en un plazo de 60 días a partir de la petición del Secretario General de las Naciones Unidas. Con este sistema plenamente operativo a principios de 2018, debe ayudar a reducir los plazos de despliegue de fuerzas militares para el comienzo de misiones futuras.

Aumentar el número de mujeres en el personal de mantenimiento de la paz

Una de las 41 mujeres miembros que prestan servicios en Ghanbat 10 con la UNMIL en Buchana patrullando por la ciudad portuaria de Buchanan, en Liberia Aumentar de forma significativa el despliegue de mujeres entre el personal de mantenimiento de la paz de esas operaciones ayuda a lograr una paz sostenible y a mejorar la situación de mujeres y niñas en regiones afectadas por conflictos.

La resolución 1325 del Consejo de Seguridad insta a una participación igualitaria de las mujeres en todos los sectores de las operaciones de paz, incluido el militar. Esto se refuerza también en la política sobre igualdad de género del Departamento de Operaciones de Paz y de Apoyo Operacional, así como en las directrices para integrar una perspectiva de género en las actividades del personal militar de la ONU (2010).

Papel de las mujeres militares en las operaciones de paz

Las mujeres soldados no solamente pueden actuar en las mismas funciones y capacidades que los hombres, desde posiciones de mando hasta estar en primera línea, sino que también suponen un valor añadido en las operaciones militares. Las mujeres soldados aportan una perspectiva adicional en la planificación de operaciones y en la toma de decisiones clave, sobre todo en aquellas que afectan a civiles y, en concreto, a mujeres y niñas. Esta es una consideración crítica para una misión, pues le confiere un enfoque holístico en el cumplimiento de su mandato en un entorno de mantenimiento de la paz complejo y cambiante como ocurre en la actualidad

Las mujeres militares también pueden servir como modelos de conducta a nivel local, animando a otras en los países en los que actúan a considerar el sector de seguridad como una opción profesional.

Entre las capacidades tácticas propias que las mujeres militares aportan se incluye el chequeo de mujeres civiles y el registro de casas en áreas donde no es apropiado, desde un punto de vista cultural, que los hombres entren en espacios privados. Los pobladores locales en los países anfitriones a menudo se sienten más cómodos cooperando y compartiendo información con tropas que incluyen a mujeres. Al disponer de mejor información podemos proteger mejor a esas comunidades.

Conoce más datos sobre la presencia de mujeres en el mantenimiento de la paz, incluidas estadísticas recientes sobre su representación en esas operaciones.

Red de Mujeres Militares de Mantenimiento de la Paz

La Red de Mujeres Militares de Mantenimiento de la Paz se creó en abril de 2015. Alrededor de un centenar de ellas, que participaron o trabajan en la actualidad en tareas de mantenimiento de la paz, se han sumado ya a esta iniciativa. La red es una iniciativa de la Oficina de Asuntos Militares, que tiene por objetivo unir a mujeres militares que sirvieron o sirven en operaciones de paz de las Naciones Unidas.

Esa red promueve, fortalece y potencia el perfil de las mujeres militares del personal de mantenimiento de la paz y crea un espacio de apoyo mutuo y de orientación, capacitación y amparo para el personal militar femenino de la ONU. Permite que las mujeres militares compartan experiencias y alienta su participación en todos los niveles de operaciones de paz de la ONU. Puede solicitar unirse a nuestro grupo de Facebook: «UN Female Military Peacekeepers Network» (Red de Mujeres Militares de Mantenimiento de la Paz de la ONU), o póngase en contacto con el grupo local de su misión.

Premio Anual de las Naciones Unidas al Mejor Defensor de las Cuestiones de Género

El Premio Anual de las Naciones Unidas al Mejor Defensor Militar de las Cuestiones de Género reconoce la dedicación y el esfuerzo de un miembro del personal de mantenimiento de la paz en el fomento de los principios de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. 2016 fue el primer año en el que se concedió el premio. El proceso de selección del beneficiario comenzó en 2015, cuando la Oficina de Asuntos Militares, con base en el Departamento de Operaciones de Paz (DOP) en los Estados Unidos, solicitó a los Comandantes de la Fuerza y al Jefe de la Misión de todas las misiones de mantenimiento de la paz del DOP que designaran un miembro del personal de mantenimiento de la paz militar que ellos consideraran que había contribuido a la mejor integración de la cuestiones de género en las actividades de mantenimiento de la paz.

Esperamos que el premio aumente el perfil y el entendimiento de la tendencia dominante de lo que supone la perspectiva de género, en el contexto militar, para las misiones de Mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.

Normas para el desempeño de las tareas de los cascos azules

Para llevar a cabo sus tareas, nuestro personal debe contar con una preparación que habitualmente comienza mucho antes del despliegue. Este entrenamiento incluye todos los aspectos del mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, como la disponibilidad del equipo necesario y pertinente. También es esencial que el personal de mantenimiento de la paz reciba la formación apropiada en aspectos como la protección de civiles, el uso de la fuerza y las reglas de enfrentamiento. Además, es imprescindible que esta formación incluya una plena comprensión sobre conducta y disciplina.

  • Normas para la preparación operacional, desempeño, mando y control.
  • Las directrices de aplicación de la Protección de los Civiles para componentes militares en misiones de mantenimiento de la paz (febrero de 2015) establecen claramente los objetivos en esta esfera de actuación.
  • Reglas de enfrentamiento: En este documento se autoriza el uso de la fuerza y se explican las normas, principios, procedimientos y responsabilidades en estas situaciones. Las reglas de enfrentamiento son específicas para cada misión.
  • Nuestras tropas desplegadas en el terreno tienen la obligación de cumplir su mandato con profesionalidad, dedicación y dignidad, a menudo con un sacrificio personal importante. Desafortunadamente, los cascos azules han sido acusados de conductas indebidas, incluso de explotación y abusos sexuales. Estos actos reprobables van en contra de los valores relativos a la protección de civiles que defiende el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. Todo tipo de conductas indebidas son inaceptables y están prohibidas. Haga clic aquí para leer el Código de Conducta de las Naciones Unidas.

Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz

El Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz trata de establecer un proceso de interacción más predecible y dinámico entre la Sede de las Naciones Unidas y los Estados Miembros con el fin de reforzar el grado de preparación y un despliegue oportuno de las capacidades de mantenimiento de la paz con las cualidades correctas.

Existen cuatro niveles de preparación en el Sistema de Disponibilidad de Capacidades de Mantenimiento de la Paz:

  • Nivel 1: Un país que aporta contingentes realiza una petición formal por una unidad, presenta una lista del equipo pesado y de autonomía logística y un certificado de finalización de un curso de formación básico y de una prueba en materia de derechos humanos. Se anima a los Estados Miembros a que incluyan el marco temporal de disponibilidad y duración del despliegue para cada capacidad solicitada.
  • Nivel 2: En virtud de los requisitos operacionales de las Naciones Unidas, las peticiones del Nivel 1 pueden subir al Nivel 2 tras una visita y evaluación consultivas realizadas por un equipo de la Sede de las Naciones Unidas.
  • Nivel 3: Tras la realización de la evaluación pertinente, las unidades que hayan conseguido cierto grado de preparación pasarán al Nivel 3.
  • Nivel de Despliegue Rápido: Conseguido el Nivel 3, el país que aporta contingentes puede solicitar el despliegue en un plazo de 60 días transcurridos a partir de la petición de la Sede de las Naciones Unidas.