Bienvenidos a las Naciones Unidas

Medio ambiente y sostenibilidad

  • El personal de la UNAMID (civiles, militares y policiales) conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente plantando árboles en la sede de la UNAMID en El Fasher.
    Foto ONU/UNAMID/Albert Gonzalez Farran
Todos somos conscientes de los daños potenciales que pueden ocasionar nuestros campamentos y operaciones en el medio ambiente, así como en la economía local y en las relaciones con las comunidades de acogida.

Somos conscientes de las posibles repercusiones que pueden tener nuestros campamentos y operaciones en el medio ambiente, así como en la economía local y en las relaciones con las comunidades receptoras.

El despliegue urgente de miles de efectivos de personal civil, policial y militar requiere un importante apoyo logístico. A menudo, el personal de mantenimiento de la paz trabaja en los lugares de más difícil acceso de todo el mundo o en países que disponen de muy poca infraestructura. Esto obliga a la mayoría de las operaciones de paz a generar su propia energía eléctrica, así como a utilizar un parque automotor y de aeronaves para gestionar las operaciones y la logística, los cuales emiten gases de efecto invernadero y causan la posible contaminación del suelo.

Las operaciones de gran tamaño también generan gran cantidad de desechos sólidos (peligrosos y no peligrosos) y exigen el uso de agua potable y no potable, lo que, posteriormente, produce aguas residuales. Si no se manipulan correctamente, estos desechos pueden repercutir de manera negativa en el medio ambiente del país receptor.

En algunas zonas, como Darfur o el norte de Malí, donde el agua es un recurso escaso, la comunidad local puede percibir que la misión de las Naciones Unidas compite por los recursos.

La división de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas reconoce esas posibilidades de causar daños y, en consecuencia, ha formulado de manera conjunta con el Departamento de Apoyo Operacional (DAO) una política general para gestionar las cuestiones ambientales. El DAO también está aplicando una estrategia de seis años en relación con la gestión del medio ambiente, con el objetivo de hacer realidad, para junio de 2023, su visión de respaldar la puesta en práctica de misiones responsables que logren la máxima eficiencia en el uso de los recursos naturales y operen con el mínimo riesgo para las personas, las sociedades y los ecosistemas, de forma que contribuyan a lograr una repercusión positiva siempre que sea posible.

Desde los inicios de la estrategia, el DAO ha proporcionado a las distintas misiones de mantenimiento de la paz metodologías de evaluación del riesgo de las aguas residuales y los desechos sólidos adaptadas a cada caso, de manera que cada misión pueda realizar evaluaciones de riesgo sobre el terreno de forma regular y aplicar a la mayor brevedad las medidas correctivas necesarias. Las misiones informan de manera oficial de esta labor dos veces al año a través de eApp* (desempeño de la planificación de la acción ambiental), una nueva aplicación en línea.

En la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL), con sede en el Líbano Meridional, se reunieron los puntos focales de 15 misiones durante la semana del Día Mundial del Agua de 2019 para recibir capacitación sobre las plantas de tratamiento de aguas residuales de alta capacidad. Al año siguiente, varias misiones reprodujeron lo que habían aprendido en esa ocasión.

En 2019, la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) se convirtió en la primera misión en poner a prueba sobre el terreno la aplicación de evaluación de riesgos del medio ambiente (actualmente, sobre los riesgos relacionados con las aguas residuales) (ERAw²). La aplicación se utiliza para facilitar la definición de los riesgos relacionados con las aguas residuales directamente sobre el terreno, al permitir la reunión de datos en tiempo real combinados con información geoespacial.

Desde 2018, la Oficina de las Naciones Unidas de Apoyo en Somalia (UNSOS) ha estado elaborando su propio plan de gestión de desechos, que tiene como objetivo la reducción de desechos en la fuente y la maximización de la recuperación de los residuos mediante el reciclaje. La misión ya es totalmente autónoma, puesto que la mayoría de los desechos no reciclables y no peligrosos se incineran en sus instalaciones. La UNSOS también es pionera en la aplicación del concepto de depósitos de gestión centralizada de desechos, junto con la Fuerza Provisional de Seguridad de las Naciones Unidas para Abyei (UNISFA).

Para obtener más información sobre las iniciativas destinadas a reducir nuestra huella ambiental, así como otros ejemplos de buenas prácticas, visite las páginas de apoyo de las Naciones Unidas sobre el terreno en materia de medio ambiente.

*eApp: esta aplicación, que sustituye al anterior formato de Excel del plan de acción ambiental para toda la misión (PAATM), se presentó en julio de 2020. El software eAPP es una plataforma en línea específica para su uso por parte de las operaciones de paz con el fin de mejorar su gestión del riesgo y el desempeño ambientales. Proporciona herramientas para la reunión, la validación, la aprobación y la presentación de informes, así como el análisis y la visualización, para respaldar la toma de decisiones.