Bienvenidos a las Naciones Unidas

Civiles

  • Un oficial médico examina a un excombatiente
    Foto ONU/Olivier Chasso
Más de 15 000 colaboradores civiles sirven ya en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en todo el mundo. Como las operaciones de mantenimiento de la paz se han convertido en misiones multidimensionales, cada vez existe una mayor demanda de civiles con una serie de destrezas especializadas.

Los miembros del personal civil pueden llevar a cabo varias de las tareas asignadas de las operaciones de mantenimiento de la paz: fomentar y proteger los derechos humanos, contribuir al refuerzo del estado de derecho, promover los procesos políticos y las reconciliaciones, aumentar la concienciación sobre el peligro de las minas y servir como oficiales de información pública que expliquen y sirvan de apoyo en los procesos de paz y la labor de las Naciones Unidas.

Los civiles también sirven en varias capacidades de apoyo en materia de finanzas, logística, comunicación y tecnología (TIC), recursos humanos y administración general para ayudar a las misiones a fomentar la paz y la seguridad.

Los civiles sirven como personal internacional o nacional procedentes del país anfitrión, pero también como voluntarios, consultores o contratistas de las Naciones Unidas.

Mujeres del personal de mantenimiento de la paz

Mujeres en la infografía de mantenimiento de la pazReclutar y conservar a mujeres en el mantenimiento de la paz es un imperativo operacional para alcanzar la igualdad de género. La igualdad de género contribuye a una paz duradera a medida que las mujeres y los hombres experimentan, participan y se ven afectados por conflictos violentos de diversa índole que provocan diferentes formas de entender la paz. Si se aumenta el número de mujeres en el personal de mantenimiento de la paz, se animará a mujeres de los países en los que operamos a que participen en la vida pública y ayuden a desarmar los poderosos estereotipos y supuestos que impiden que las mujeres desempeñen un papel central en la vida pública, como, por ejemplo, en los procesos de consolidación de paz.

El Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas aboga por el despliegue de más mujeres. La resolución 1325 del Consejo de Seguridad sobre Mujeres, Paz y Seguridad supuso una resolución histórica en la que se abordaba, por primera vez, el desproporcionado y singular impacto del conflicto armado en las mujeres. Reconocía las contribuciones infravaloradas e infrautilizadas que las mujeres aportaban en materia de prevención de conflictos, mantenimiento de la paz, resolución de conflictos y consolidación de la paz. El Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas se sirvió de la resolución 1325 y de otras para implementar el programa de Mujeres, Paz y Seguridad, así como para aumentar el número de mujeres en el mantenimiento de la paz.

El Secretario General anunció una estrategia de paridad de género en 2017 con el fin de lograr la paridad de género en el equipo directivo de las Naciones Unidas para el año 2021 y en todo el sistema de las Naciones Unidas para 2028. Esta estrategia sienta las bases y directrices de las medidas encaminadas a aumentar el número de mujeres en el personal civil y en los puestos uniformados de las operaciones de mantenimiento de la paz. La paridad y la diversidad de género en los equipos directivos conlleva una serie de perspectivas significativas y posibilita que las misiones involucren a un sector más amplio de la población. Es esencial que el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas reclute y conserve a mujeres para las operaciones de mantenimiento de la paz que hayan tenido un impacto positivo en los entornos de dichas operaciones, tanto en el apoyo del papel de la mujer en la consolidación de la paz como en la protección de los derechos de las mujeres.