Bienvenidos a las Naciones Unidas

Prevención de conflictos

  •  Encuentro entre mujeres desplazadas internas  y la UNAMID Civil Affairs en Women Women Centre en Abu-Shouk Camp, Darfur del Norte.
    Foto ONU/Olivier Chassot
Nuestro personal de mantenimiento de la paz ayuda a prevenir los conflictos para reducir el sufrimiento humano, construir sociedades prósperas y estables y permitir que las personas alcancen su pleno potencial

El personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas suele operar en zonas de conflicto muy inestables. Mientras dicho personal se esfuerza por proteger a los civiles, estabilizar las zonas de conflicto y fortalecer el estado de derecho, también trabaja para reforzar las condiciones sociales y cívicas necesarias para la paz. El personal de mantenimiento de la paz ayuda a fortalecer las instituciones nacionales y subnacionales para abordar las causas fundamentales de los conflictos, tales como la discriminación, las desigualdades y la marginación.

Nuestros Oficiales de Asuntos Civiles constituyen un componente civil clave que ayuda a facilitar las interacciones entre las misiones de mantenimiento de la paz, los asociados y las comunidades locales para prevenir los conflictos. Las tareas relacionadas con los asuntos civiles dependen del mandato de cada misión y de la evolución de la situación sobre el terreno. Tres actividades clave y continuas que los Oficiales de Asuntos Civiles llevan a cabo son: la implicación de las partes interesadas locales, la participación en la gestión de conflictos locales y el apoyo a la ampliación de la autoridad estatal. Hasta la fecha, los asuntos civiles son uno de los componentes civiles de mayor tamaño dentro de las operaciones de mantenimiento de la paz. En 2020, 565 Oficiales de Asuntos Civiles distribuidos en ocho misiones de las Naciones Unidas sobre el terreno, de los cuales cientos fueron Auxiliares de Enlace Comunitarios nacionales, desempeñaron una función esencial en la alerta temprana y la conciencia situacional de la dinámica de los conflictos sobre el terreno.

Implicación de las partes interesadas y las comunidades locales

Los Oficiales de Asuntos Civiles colaboran en gran medida con las comunidades locales trabajando en la cohesión social, la ampliación de la autoridad estatal y la mitigación de los conflictos locales. Las interacciones en el plano local son primordiales a la hora de ejecutar las tareas contempladas en los mandatos y mejorar la credibilidad de las misiones. La implicación comunitaria es un medio para lograr un fin, no un objetivo en sí misma. Se trata de un elemento clave para lograr una puesta en práctica eficaz de numerosas tareas especificadas en los mandatos, ya sea proteger a los civiles de las amenazas físicas, mejorar el conocimiento situacional, promover procesos políticos inclusivos o abordar los factores impulsores de los conflictos locales, por citar algunos. Misiones como la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) y la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), emplean un enfoque que engloba al conjunto de la misión con una implicación comunitaria que ayuda a disponer de un método firme y coherente al prestar asistencia a las comunidades locales. La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) se convirtió en la primera en enviar Auxiliares de Enlace Comunitarios para llegar más lejos y profundizar en las comunidades locales con el fin de comprender mejor sus necesidades y preocupaciones en materia de protección, una iniciativa que siguieron la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) y la MINUSCA.

Gestión de conflictos locales

Las dinámicas de los conflictos locales son complejas. Dichos conflictos se encuentran profundamente arraigados en los agravios sociales del país receptor y, como tales, son vulnerables a las luchas nacionales por el poder político y constituyen un factor desestabilizador para los frágiles procesos de paz. Estas perturbaciones pueden desencadenarse por factores políticos y basados en los recursos, como los conflictos sobre la tierra y los patrones de migración del ganado, entre otros muchos. El personal de mantenimiento de la paz trabaja para prevenir y mitigar tales perturbaciones apoyando a las comunidades y los agentes en el plano subnacional mediante la generación de oportunidades para el diálogo comunitario y las iniciativas de mediación, además de los acuerdos de paz y procesos de reconciliación localizados que pueden reducir las bajas civiles y las perturbaciones en los medios de vida.

Apoyo a la ampliación de la autoridad estatal

La ampliación de la autoridad estatal es una tarea esencial dentro del mantenimiento de la paz que se centra en aquellas actividades destinadas a garantizar que las instituciones estatales estén presentes en todo el territorio del país para proporcionar bienes y servicios, y que su autoridad se perciba como legítima a ojos de la población. Se trata de un ámbito de trabajo donde las operaciones de mantenimiento de la paz en Malí, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, entre otros, prestan apoyo técnico y desarrollan la capacidad de las instituciones estatales, especialmente en lo relativo a la seguridad y el estado de derecho; también promueven las prácticas de buena gobernanza en el plano subnacional al colaborar estrechamente con las autoridades locales, los agentes de la sociedad civil y las comunidades de la zona para fomentar el diálogo y la rendición de cuentas.

The extension of state authority is a key peacekeeping task that focuses on activities to ensur