Bienvenidos a las Naciones Unidas

Prevención de conflictos

  •  Encuentro entre mujeres desplazadas internas  y la UNAMID Civil Affairs en Women Women Centre en Abu-Shouk Camp, Darfur del Norte.
    Foto ONU/Olivier Chassot
Nuestro personal de mantenimiento de la paz ayuda a prevenir los conflictos para reducir el sufrimiento humano, construir sociedades prósperas y estables y permitir que las personas alcancen su pleno potencial.

El personal de mantenimiento de la paz de la ONU suele operar en zonas de conflicto muy inestables. Mientras nuestro personal militar y policial de mantenimiento de la paz trabaja para proteger a civiles, estabilizar zonas de conflicto y reforzar el estado de derecho, otra parte del personal de mantenimiento de la paz trabaja para reforzar las condiciones sociales y cívicas necesarias para la paz. El personal de mantenimiento de la paz ayuda a reforzar las instituciones nacionales y subnacionales para abordar las causas principales del conflicto, como la discriminación, las desigualdades y la marginación.

Nuestros oficiales de asuntos civiles son un componente civil clave que ayuda a facilitar las interacciones entre las misiones de mantenimiento de la paz, los socios y las comunidades locales para prevenir conflictos. Las tareas relacionadas con los asuntos civiles dependen del mandato de una misión y la situación cambiante sobre el terreno. Tres actividades clave y continuas que los oficiales de asuntos civiles llevan a cabo son: la involucración de las partes interesadas locales, la participación en la gestión de conflictos locales y el apoyo a la ampliación de la autoridad estatal. En enero de 2017, existían en torno a 732 oficiales de asuntos civiles en 12 misiones de las Naciones Unidas sobre el terreno de todo el mundo.

Despliegue de oficiales de asuntos civiles de las Naciones Unidas desde enero de 2015

Involucración de las partes interesadas locales

Los oficiales de asuntos civiles colaboran intensamente con las comunidades locales trabajando en la cohesión social, la ampliación de la autoridad estatal y la mitigación de los conflictos locales. Las interacciones a nivel local son fundamentales a la hora de aplicar tareas establecidas por mandato y mejorar la credibilidad de una misión. Misiones como la de MINUSCA, en la República Centroafricana, emplean un enfoque que implica al conjunto de la misión con el compromiso de la comunidad, que ayudará a que la misión cuente con un método firme y coherente cuando se asista a comunidades locales.

Participación en la gestión de conflictos locales

Los conflictos locales suelen ser complejos y estar fácilmente influenciados por procesos políticos nacionales, además de ser capaces de influenciar y frustrar procesos de paz. Estos problemas pueden estar desencadenados por factores políticos y basados en recursos, como las controversias por tierras, los patrones de migración del ganado y otros muchos. El personal de mantenimiento de la paz trabaja para prevenir y mitigar estos problemas apoyando a las comunidades y actores a nivel subnacional mediante el diálogo comunitario. Estos facilitan los esfuerzos de mediación y apoyan los acuerdos de paz localizados y los procesos de reconciliación.

Apoyo a la ampliación de la autoridad estatal

La ampliación de la autoridad estatal es una tarea fundamental del mantenimiento de la paz que se centra en las actividades para garantizar que la autoridad estatal esté presente en todo el territorio del país, pueda proporcionar bienes y servicios y sea legítima a ojos de la población. Esta es un área de trabajo en la que el personal de mantenimiento de la paz se involucra cada vez más en las actividades mediante el apoyo a instituciones estatales y prácticas de buena gobernanza a nivel subnacional en Malí, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, entre otros.