Bienvenidos a las Naciones Unidas

Día Internacional del Personal de Paz de la ONU: Protegemos a los civiles, mantenemos la paz

  • Cartel del Día Internacional del Personal de Paz de la ONU 2019
    Día Internacional del Personal de Paz de la ONU 2019
Este año se cumple el vigésimo aniversario de la aprobación de la histórica resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la que se encomienda una operación de mantenimiento de la paz con el objetivo de emplear todos los medios necesarios para proteger a los civiles en riesgo.

Desde las resoluciones iniciales sobre la protección de los civiles de 1999 (Resolución 1265 y Resolución 1270), que establecían las operaciones de la Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL), nuestro papel en la protección de civiles ha aumentado considerablemente. En la actualidad, es un deber fundamental para más del 95 % del personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas desplegado.

El personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, a menudo desplegado allá donde la población civil corre más peligro, protege a las personas más vulnerables en situaciones de conflicto, incluidas aquellas que se han desplazado y huyen de sus hogares, o se encuentran amenazadas a causa de su religión, edad, etnia o género. El personal de mantenimiento de la paz desempeña esta importante labor en entornos cada vez más complejos: MINUJUSTH (Haití), MINUSCA (República Centroafricana), MINUSMA (Malí), MONUSCO (República Democrática del Congo), UNMISS (Sudán del Sur), UNAMID (Darfur), FPNUL (Líbano) y UNISFA (Abyei).

La protección de civiles es el deber de todo el personal de mantenimiento de la paz: civiles, policías y soldados. Se lleva a cabo en colaboración con agentes humanitarios y respetando los principios humanitarios. El personal de mantenimiento de la paz uniformado con un mandato de protección de los civiles (policías y soldados) tiene la autoridad y la responsabilidad de proteger dentro de sus posibilidades y zonas de despliegue, allá donde el Gobierno no pueda o no quiera brindar su protección.

El personal civil, policial y militar de mantenimiento de la paz trabaja para proteger a los civiles de tres maneras principales:

  1. mediante el diálogo y la colaboración
  2. mediante la protección física
  3. mediante el establecimiento de entornos de protección

La protección de los civiles va mucho más allá de la provisión de protección física. La prevención constituye asimismo una parte fundamental de la protección. La colaboración con los agentes locales es crucial a la hora de abordar las amenazas a las que se enfrentan las comunidades. Una misión de mantenimiento de la paz participa tanto en el diálogo como en actividades de defensa política, como el apoyo a la reconciliación, los acuerdos de paz o la mediación, la comunicación con el Gobierno o la resolución de conflictos locales.

Nuestras misiones desarrollan asimismo actividades que respaldan el establecimiento de un entorno de protección, tales como esfuerzos orientados a restablecer y ampliar la autoridad del Estado, lo que contribuye a reforzar la seguridad y proteger a los civiles de la violencia. El personal de las Naciones Unidas desplegado en nuestras misiones trabaja con los Gobiernos para mejorar las instituciones y sistemas jurídicos nacionales, promoviendo la equidad y la justicia mediante el estado de derecho.

El fortalecimiento de la protección también requiere esfuerzos concretamente dirigidos a la protección de las personas más vulnerables, y basados en los firmes mandatos del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados y la violencia sexual relacionada con los conflictos.

Nuevos enfoques para la resolución de conflictos locales

Desde finales de los noventa, las dinámicas de los conflictos entre Estados y los tipos de amenazas que ponen en riesgo a los civiles no han dejado de cambiar y evolucionar. Por consiguiente, a fin de cumplir la obligación de proteger a los civiles, se han desarrollado una serie de instrumentos y mecanismos específicos que continúan mejorándose con el objetivo de aumentar nuestra capacidad para llevar a cabo la aplicación de nuestros mandatos de protección de los civiles.

Actualmente, numerosas operaciones de mantenimiento de la paz, incluidas MINUSCA, MONUSCO y UNMISS, han desplegado con éxito auxiliares de enlace comunitario. Se trata de personal local familiarizado con las dinámicas de los conflictos locales, los matices culturales y los idiomas que se hablan habitualmente en varias zonas de todo el país. Los auxiliares de enlace comunitario constituyen un valioso activo para nuestra labor, pues se encargan de establecer redes comunitarias de alerta que pueden actuar como un sistema de alerta temprana o facilitar las respuestas rápidas del personal de mantenimiento de la paz a las comunidades. Asimismo, trabajan para desarrollar planes comunitarios de protección, que determinan las amenazas a las que se enfrentan las comunidades vulnerables y proporcionan una orientación más general al personal de mantenimiento de la paz a la hora de llevar a cabo esfuerzos de protección local. En la República Centroafricana, se adoptan nuevos enfoques para la resolución de conflictos locales que facilitan y respaldan los alto al fuego y los acuerdos de paz locales. En Mali, el personal civil y uniformado trabaja conjuntamente para abordar la violencia y las tensiones comunitarias mediante innovadores enfoques de justicia y reconciliación. En la RDC, MONUSCO responde a una multiplicación de las zonas conflictivas que necesitan protección y a una reducción de los recursos con una nueva posición móvil y un enfoque integrado de protección basado en una combinación adaptada de enfoques civiles, militares y políticos.

Protection of Civilians

Aunque se hayan logrado grandes avances, sigue siendo imprescindible mejorar la aplicación de nuestros mandatos de protección de los civiles y revitalizar nuestro compromiso con el mantenimiento de la paz, de acuerdo con la iniciativa Acción para el Mantenimiento de la Paz (A4P)..

Acerca del Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas

El 29 de mayo se celebra el Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas. En este día, las Naciones Unidas rinden homenaje a las más de un millón de personas que han servido bajo la bandera de las Naciones Unidas con orgullo, distinción y coraje desde el primer despliegue efectuado en 1948. Asimismo, rendimos tributo a los más de 3800 efectivos de mantenimiento de la paz que han perdido la vida en el servicio a la paz, incluidas las 119 personas a las que se concederá la Medalla Dag Hammarskjöld este año.

La Asamblea General escogió el 29 de mayo porque fue el día en 1948 que el Consejo de Seguridad estableció la primera operación de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas, el Organismo de las Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua (ONUVT) en Oriente Medio. El día internacional se aprobó en 2002 en la Resolución 57/129. Actualmente, más de 88.000 contingentes de soldados y policías de 124 países, junto con cerca de 14 000 civiles, participan en misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas de todo el mundo. Les agradecemos su servicio y sacrificio.